La formación en consumo de las personas mayores

por Mª Victoria Ruiz Abascal

Asesora Técnica de Educación y Formación. Dirección General de Consumo

La población de la tercera edad es uno de los objetivos preferentes en las actuaciones de formación y defensa de las personas consumidoras y usuarias desarrolladas por la Dirección General de Consumo, por ser un colectivo muy vulnerable a los fraudes, a fin de ayudarles a
conocer sus derechos y las acciones a emprender ante cualquier contratiempo. Profundizar en los hábitos de consumo de este grupo de edad, las dificultades habituales a las que se enfrentan o las nuevas formas de marketing de las que son receptores, es el punto de partida de un conjunto
de medidas puestas en marcha en materia de Educación para el Consumo dirigidas a Personas Mayores.


En España el sector de población mayor de 65 años representa el 17% de la población nacional, estimándose que en el año 2050 este porcentaje alcanzará el 31% del total, de hecho más de 4 millones de hogares en España actualmente están compuestos por una o dos personas en
esta franja de edad y, como dato ilustrativo, los consumidores denominados como “seniors” aportan ya un 26 % del dinero que anualmente mueven las cajas registradoras de los
establecimientos de gran consumo en nuestro país, en lo que respecta a alimentos envasados y bebidas (1).
Sus pautas de consumo van asociadas a su nivel de ingresos y, en general, a su menor capacidad adquisitiva.
En la actualidad el presupuesto en vivienda, agua, gas y electricidad son las partidas a las que  más gasto destinan, seguido del presupuesto en alimentación. En bienes de primera necesidad (ropa y calzado), se  observa una contracción del gasto, priorizando aquellos bienes que le son útiles para mantener su autonomía,  como pequeños electrodomésticos o utensilios que le  permiten estar mejor comunicados e informados.
En cuanto al consumo relacionado con el ocio, hay menor predisposición al gasto, aunque los mayores que disfrutan de movilidad mantienen actividades similares a aquellas a las que estaban habituados, y en los últimos años hay una mayor demanda de servicios destinados al ocio y al tiempo libre para la tercera edad.
Ha sido el sector turístico el que tradicionalmente ha fomentado el trato especializado a esta población, pero cada vez es más amplia la oferta de actividades de diversa índole dedicadas
a los mayores, incrementándose el acceso a actividades formativas como las Aulas Universitarias para mayores o el uso creciente de las nuevas tecnologías.

Pautas de consumo entre los mayores de 65 años

No cabe duda de que el sector empresarial se prepara para responder a la demanda y el gran potencial de consumo que ofrece este nuevo público objetivo. Para el Future Trends  Forum (2) las próximas generaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s